• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

La música nos hace crecer


Actualmente el proyecto de Orquestas y Coros Juveniles de Grupo México, beneficia a más de 2 mil jóvenes en México y Perú, donde 9 de cada 10 alumnos iniciaron una carrera profesional. Y el 2% opta por estudiar una licenciatura en música.

Recientemente, Oliver Antonio Muñiz Apodaca, integrante del núcleo Orquestal de Nacozari de García, Sonora; obtuvo una beca para ingresar al Conservatorio de las Rosas para estudiar la licenciatura en contrabajo.

Es un joven promesa de la música que en octubre del 2018 entró a la Orquesta Sinfónica La Caridad, ingresando en la sección de coro y formando parte de los fundadores de dicha orquesta, debutando como tenor en mayo del 2019; fue ese mismo año que hizo su audición y cambió a la sección de cuerda grave haciendo su primera presentación como contrabajista un 07 de noviembre.

El joven Oliver es recién egresado del Colegio de Bachilleres del plantel Nacozari, cabe destacar que Oliver siempre mantuvo un excelente promedio escolar a la par de sus clases de la preparatoria como dentro de la orquesta. Bajo la dirección artística de la Mtra. Yamira Clavijo y la cátedra del maestro de la sección de cuerda grave el Lic. José Aparicio, el joven músico se motivó gradualmente a ir perfeccionando su talento como contrabajista, así como potencializar su virtuosidad hacia la música clásica; de tal manera que llegó a tomar la decisión de estudiar la carrera de licenciado en contrabajo.

El pasado 11 de junio, Oliver audicionó para el Conservatorio de las Rosas; con una presentación de solfeo, rítmica, así como un concierto “Dragonetti” para contrabajo y la pieza “Tarantella de Bottesinni” logrando con esta interpretación el ser aceptado y becado para estudiar la licenciatura en el prestigiado conservatorio, ubicado en Morelia, Michoacán.

“La orquesta Sinfónica La Caridad es un ejemplo de que se pueden hacer grandes cosas en cualquier rincón del mundo, pues es una iniciativa muy bonita y que gracias a ella muchos hemos estado viviendo situaciones maravillosas en esta etapa de nuestras vidas, donde gracias a la Orquesta conocí buenas amistades y descubrí más acerca de la música y su mundo. La primera sección a la que pertenecí, fue a la de coro donde fue mi participación en el concierto de debut; y después llegaron más de 10 presentaciones artísticas en varias partes del país. Al año de pertenecer a la orquesta me cambié al instrumento de contrabajo con el cual audicioné para entrar al Conservatorio de las Rosas. Estoy muy contento de que haya sucedido, porque si bien los caminos son inciertos, la verdad es que por algo Dios nos pone en ellos y solo nos queda dar lo mejor de nosotros; la pandemia ha dejado a todos desconcertados y en una situación que nadie imaginó, pero a pesar de tanta tristeza, muchos hemos podido encontrar un rayo de luz en la música y en este proyecto de orquestas y coros. Gracias al esfuerzo de todos los relacionados a este proyecto; porque se ha demostrado que aún en la adversidad podemos seguir haciendo música”

Oliver Antonio Muñiz Apodaca

 

“Mi admiración para las personas encargadas de estar cada tarde con los niños y jóvenes, cada una de las personas involucradas en este proyecto de Orquestas han puesto un granito de arena para que estos niños y adolescentes crezcan cada día como seres humanos comprometidos con lo que hacen. Mi reconocimiento y agradecimiento primero a Grupo México por acercar este tipo de proyectos culturales con maestros especializados, que han dado todo de sí para educar a sus alumnos; con ello han permitido que mis hijos y sus compañeros sean personas de bien para con la sociedad que los rodea, siempre inspirados a ser mejores personas… Con visión a la excelencia”.

Lizett América Apodaca Núñez, mamá de Oliver Antonio Muñiz Apodaca.