• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

“De la Filantropía a la Canción… Ortiz Tirado, el Médico”, recorrido por el alma del artista


Álamos ha sido el escenario de momentos inigualables, momentos que fueron protagonizados, muchos de ellos, por el doctor Alfonso Ortiz Tirado, tenor, filántropo y médico.

En un recorrido histórico por varias paradas, por puntos donde confluyen la historia, la magia y el carisma de un filántropo llegado al arte y al altruismo, actores sonorenses interpretan varios pasajes de la vida del doctor alamense, pero en este recorrido, interactúan con las estampas del pueblo, hitos que son escenario de su vida en este bello pedazo de Sonora, pero además nos transportan a otras latitudes, por donde el doctor Ortiz Tirado dio paso y dejó huella.

En este caminar por el bello pueblo mágico, el entrañable actor sonorense Alejandro Cabral narra la historia de este médico que encontró en el arte una forma más de regalar belleza a sus congéneres.

Así, el kiosco de la plaza de armas se convierte en la cabina de la XEW, donde Ortiz Tirado compartió micrófonos con el mismísimo Flaco de Oro, Agustín Lara, quien también se hace presente en esta ruta, junto Frida Kahlo, María Grever y otros personajes con quienes el doctor compartió parte de su vida.

Sin embargo, más allá de la vida y hechos del hombre a quien se rinde homenaje en esta gran fiesta del canto y el arte, este recorrido abre los ojos a quien participa de la caminata para apreciar la grandeza del espíritu humano, del que Ortiz Tirado fue regio exponente.

Las estampas ejemplifican, en cada una de sus estaciones, como este gran hombre fue un bastión donde se refugiaron el amor al prójimo por medio de la labor médica -misma que convirtió sus manos en esperanza para ricos y pobres, famosos y desconocidos- y el amor por el arte, por el canto propiamente, con el que también regaló belleza a la vida de quienes compartieron con el lugar y tiempo.

Un día cantaba, otro, ayudaba a un niño a recuperarse, a caminar, otro visitaba a Frida Kahlo,  a quien ayudó también a salir de la postración y continuar con su obra, otras veces trabajaba en el hospital, se codeaba con grandes sin olvidar a los pequeños, ayudaba a sanar el cuerpo y a enriquecer el alma.

Con representaciones desde hace años ya en el Festival Ortiz Tirado, este recorrido se ha ganado un sitio no solo en la organización de este evento, sino también en los corazones de todos los alamenses, entre los que aún sobreviven algunos que tuvieron el gusto de ver al filántropo en vida.

Para finalizar, solo queda dar las gracias a Alejandro Cabral, quien narra y produce estas emblemáticas escenas, junto con Fernando Muñoz, quien dirige y los excelentes actores

José de Jesús Vargas, Juan Carlos Catalán y Karen Fabela, a quienes deben sumarse la maquillista Yadira Buendía y José Carlos Mendoza en el equipo técnico.