25 UDPDLa Muestra Internacional Un Desierto para la Danza, se realiza con sede en Hermosillo, Sonora, México desde 1993, bajo el auspicio del Gobierno del Estado a través del Instituto Sonorense de Cultura.

Representa uno de los festivales artísticos sonorenses de mayor trascendencia y arraigo, no solo por su continuidad, sino porque ha sido una plataforma para la creación, difusión y educación de la danza contemporánea, además de su indudable contribución en la formación de públicos en Sonora.

UDPD tiene su origen, historia y aval en los grupos que se han formado en el estado cuyo trabajo artístico y de gestión ha puesto la danza contemporánea sonorense en el ámbito nacional e internacional. Este hecho, originó la participación del grupo anfitrión, un colectivo artístico consolidado en la capital sonorense, con experiencia en la gestión cultural, que colabora estrechamente con ISC para la realización de la muestra.

El grupo anfitrión, que rota anualmente, realiza el concepto, curaduría, programa educativo y estrategias de difusión del festival. La inclusión de esta figura en la programación de este evento artístico, permite capitalizar:

  • El conocimiento que tienen los coreógrafos y bailarines del medio de la danza.
  • Sus distintas concepciones estéticas, manifiestas con la rotación anual del grupo curador.
  • Los vínculos que tienen los grupos con el quehacer dancístico.
  • Garantizar la permanencia del festival (la gestión de los grupos ha permitido sortear cambios sexenales, administrativos y presupuestales).
  • Mantener la memoria de lo acontecido a lo largo del festival y enriquecerse con la experiencia.

Un Desierto para la Danza forma parte de la Red Noroeste de Festivales de Danza conformada por los festivales de Ensenada, Tijuana, Mexicali y Sinaloa.

Aunque hay acciones que se comparten y deciden en conjunto dentro de la Red, cada festival es autónomo sobre el concepto o giro de su festival y conforma la programación de acuerdo a sus necesidades: características del público, de la comunidad artística local, infraestructura y recursos económicos.

Un Desierto para la Danza  se  ha  convertido  en  un  polo de atracción para muchos tipos de audiencia       –adultos mayores y jóvenes, artistas de la localidad, estudiantes, niños– , sus distintas actividades artísticas, recreativas y académicas han contribuido al fortalecimiento de la expresión artística en Sonora, así como al análisis y al debate. Más importante aún, la programación del festival, con distintas modalidades, le ha apostado a la diversidad, al encuentro y al  intercambio, acciones que generan sentido de convivencia y respeto, tan necesario en las actuales circunstancias nacionales y mundiales. Sin embargo, este espíritu, a pesar de diversas iniciativas, ha quedado confinado a la ciudad de Hermosillo.

Un Desierto para la Danza  se ha constituido como un espacio de reunión de la diversidad de la danza contemporánea local, nacional e internacional. Este 2017, celebrará su 25 aniversario, bajo la coordinación del grupo producciones la lágrima, dirigido por la maestra y coreógrafa, Adriana Castaños.

Consulta el programa completo en www.undesiertoparaladanza.gob.mx/