• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

No sabe más la noche que Gume en el Noctambulario


Por José Manuel Ávalos

 

Álamos, Sonora.- “No sabe más la noche que mi cuerpo de tus sueños. No sabe más que yo donde nacen los besos ni donde se fugan”, canta Armando Vidal, ‘El Gume’, desde el alto escenario del Noctambulario, titiritando por el viento helado, mientras rasga bromista las cuerdas de su guitarra.

Con líricas de Víctor Jara, Pablo Milanés, Violeta Parra y Silvio Rodríguez, asistentes arropados hasta el alma y otros en short y playeras transgresoras, El Gume se apoderó de conciencias varias por medio de su voz, misma que alcanzaba los límites del poblado, reposando en el arroyo junto a La Casona.

“Te recuerdo, Amanda”, “La bruja”, “Te perdono” o “La casa del árbol”, canciones de trova que pertinentes detuvieron el tiempo, vasta oportunidad para Armando Vidal de invadir el espacio y apoderarse del momento. Pronto, optó por más arsenal de la artillería pesada: Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, melodías tales que encendían al público que reposaba junto a las fogatas abrasadoras.

Con remembranzas de sus colegas Alejandro Aguilar Zéleny y Paco Luna, Vidal interpretó poemas, textos de autoría propia y ajena, con el eco fiel de la guitarra. Aún con el fresco viento que calaba, ello no detuvo a El Gume de presentar una lírica sincera, la canción “Las estrellas una a una”, letras que movieron en gran cantidad al público, ente que no dejó de interactuar con el músico.

Chabuca Granda, Amaury Pérez, evocaciones de los poetas Miguel Hernández y Mario Benedetti, todo en un concentrado de emociones terminó por darle la razón al cantante: de verdad que no sabe más la noche que El Gume en el Festival Alfonso Ortiz Tirado.