• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

Artesanías Seris estarán por primera vez en Exposición en el Museo de Bellas Artes


Hay adioses bienvenidos, reza un verso de algún poema de Mario Benedetti. Esto, que se adivina como una especie de oxímoron, es en realidad un suceso histórico para las culturas indígenas de Sonora en general y para el pueblo seri en particular: Será la primera vez que dos piezas de artesanías de etnias sonorenses, serán expuestas en el Museo del Palacio de Bellas Artes en Ciudad de México.

En coordinación con el equipo de exposiciones del Museo del Palacio de Bellas Artes y Cordova Plaza, el comisario de la Unidad Regional Sonora de Culturas Populares, Fidel González Ríos,la directora del Museo Comcáac, Alejandrina Espinoza Reyna y la Jefa de Curaduría del Museo de Arte de Sonora (MUSAS), Mónica Villegas, pertenecientes al Instituto Sonorense de Cultura (ISC), estuvieron presentes en todo el protocolo de resguardo y traslado de las dos piezas Comcáac, que estarán viajando a la Ciudad de México.

Las dos piezas de artesanía seri, cada una con sus intrahistorias, producto de una cosmogonía centenaria de vivencias, tradiciones orales, saberes que se pasan de generación en generación, forman parte de la exposición “Arte de los pueblos indígenas. Disrupciones indígenas”, que estará en el Museo de Bellas Artes del 20 de enero al 10 de abril. Dicha exposición ha sido conceptualizada bajo la conmemoración del bicentenario de la consumación de Independencia y los cien años de la Exposición Nacional de Arte Popular y la publicación de “Las artes populares en México”, obra icónica del artista Gerardo Murillo, mejor conocido como ‘Dr.Atl’.

Las dos cestas seleccionadas para integrar la exposición- sólo 10 etnias fueron seleccionadas para la exposición- epitomizan la historia de la nación Comcáac. La primera cesta, llamada Saaptim y realizada durante un lapso de 5 años (1987-1992)por la señora María Elena Romero de El Desemboque, en el municipio de Pitiquito, es una obra hermosa, detallada hasta en su fibra más pequeña y que relata un universo único y singular. Saaptim que se deriva de “Saa” (Voy a tejer) y “Ptim” (estar dormido), hace alusión a esa tradición donde las mujeres tejían mientras sus hijos dormían. La segunda cesta, más pequeña y ovalada data de muchos años atrás, y se cree que servía de cuna para los pequeños.

El material y la elaboración de dichas cestos es todo un proceso ritualístico: Desde la recolección del torote (planta desértica) hasta su desarrollo, la producción de las cestas son antítesis de esa fetichización que hace el canon occidental de la aceleración. La creación de las cestas son un diálogo con la naturaleza, con las estrellas, con los animales. Y así, cuando las terminan, se lleva a cabo una celebración para ella y para toda la población.

Es un adiós bienvenido. Y es un lujo que dos piezas con tanta historia se presenten en el Museo del Palacio de Bellas Artes