• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

Domingo de Resurrección

Domingo de Resurrección

Festejo por la Resurrección. Las Amapolas, Hermosillo

Texto y foto: Tonatiuh Castro Silva

La Semana Santa, día a día

El Domingo de Resurrección, o Domingo de Pascua, se celebra el hecho de que, de acuerdo con la creencia católica, tras su Pasión y muerte, Jesús resucitó al tercer día de su Crucifixión. Por una parte, con la denominación Pascua –adaptación del vocablo hebreo “פסח” (pésaj), que significa “paso”–, que se refiere a la antigua celebración judía, que fue el motivo justamente del arribo de Jesús a Jerusalén, que se preparaba para tal fiesta, hecho que le expuso a su destino. Sin embargo, en tanto celebración católica, se le nombra Domingo de Resurrección.

En las comunidades cahitas (yaqui y mayo), desde la noche del Sábado Santo o Sábado de Gloria tiene lugar lo que oficialmente se nombra Vigilia Pascual, festejo donde hay danza y música de pascola, venado y matachines, en celebración del cumplimiento de la penitencia de los participantes, o parte de tal sacrificio pero, sobre todo, que se reingresa a la vida ordinaria como seres purificados, en tanto que así como Jesús resucita, quienes participaron en los rituales adquieren de nuevo su condición terrenal, tras purgar sus pecados.

En esta jornada, nombrada también “Gloria chica” en las comunidades, se escenifica la “corrida de los santos” tanto entre yaquis como en las comunidades mayo, cuando se cargan en desfile ceremonial las imágenes de la Virgen María, María Magdalena y San Juan, en festejo la Resurrección de Jesús. Después, todos los participantes hacen una procesión hasta la iglesia, donde tendrá lugar el último rezo. El maejto yowe o maestro de iglesia agradece a todos su participación y los incita a que dediquen su vida a Jesús. En los grupos rituales de Hermosillo el discurso de despedida suele correr a cargo del Pilato o de la principal autoridad militar tradicional.

En términos sociales, la conclusión del periodo temporal extraordinario de la Cuaresma y Semana Santa, el mando del gobierno, que ha sido ejercido por la tropa militar, vuelve a las autoridades políticas de las comunidades.