• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

Manos de lumbre de Alberto Chimal

Manos de lumbre de Alberto Chimal

Por L. Carlos Sánchez

Alberto Chimal regresa a la Feria del Libro Hermosillo (FELIH). Trae bajo su brazo el libro de cuentos Manos de lumbre (Ed. Páginas de espuma 2018), el cual presentará este miércoles 31 de octubre a las 21:00 horas en Palacio de Gobierno. Ayer presentó la película Etgar Keret: Basedom a True Story en el mismo escenario.

La reseña de lo que es la historia del escritor israelí. “El más famoso de su país, muy reconocido en el mundo, y con mucha presencia en México”, Chimal dixit.

Sobre el título de su libro de cuentos, y el contenido, Alberto expone:

“En este caso al contrario de lo que suele pasar con mis libros, el título del libro no es el de ninguno de los cuentos. Manos de lumbre es una frase que me decían de chiquito. Cuando de niño rompía un plato o se me caía algo de las manos, que hacía destrozo, mi mamá siempre me regañaba y decía: Ay, tienes manos de lumbre. Es como decir ay lo que tocas lo destruyes torpe, descuidado. Y es una frase que se usaba en diferentes lugares de México. También decían manos de estómago, o manos de diablo, manos de cachimba decían por ahí también. Es una frase de torpeza de equivocaciones que uno comete.

“El libro es un conjunto de seis cuentos sobre personajes que, a su propia manera, todos tienen manos de lumbre, todos cometen algún error fatal, por ignorancia, por vanidad, por mala suerte, y se van de cabeza al agujero o peor todavía, se van de cabeza junto con todos los que los rodean. Son historias donde diferentes personajes que comenten errores que pueden ser ridículos o trágicos”.

–¿Por qué esos temas?

–Yo tenía estos cuentos en diversos estados de desarrollo, se habían publicado como en versiones iniciales ya incluso, decidí reunirlos y fui descubriendo que varios de ellos tenían ese tema, entonces lo aparté y los trabajé, este libro se hizo a partir de hacer segundas o terceras versiones de trabajos que ya estaban avanzados y de hecho varios de los cuentos resultaron mucho más extensos en esta versión que como estaban inicialmente, hay uno que tenía ocho páginas y acabó con más de treinta. Y lo que sucede es que todos fueron creciendo porque me interesaba preguntarme acerca de estos personajes, tratan de ver cómo era su mundo, tratar de escribir todo lo que estaban pensando y qué los llevaba a cometer estos errores fatales o de pronto a involucrar a otras personas en lo que les estaba sucediendo. Estos cuentos son cuentos que acaban teniendo un ambiente muy mexicano, son cuentos que tienen qué ver a veces con la escritura, otro cuento tiene qué ver con la política, uno más tiene qué ver con el mundo de las sectas, los curanderos y todo este tipo de tráfico de lo sobrenatural, y parte de muchas referencias de la vida real que se van juntando a lo largo del libro.

–Hay un movimiento literario sobre los temas de la violencia en México, ¿te ha seducido explorarlo?

–No exactamente así. Creo que hay gente que escribe muy bien de eso, y creo que lo que yo puedo hacer no va por ahí, va en otras direcciones, me interesa justamente este asunto de nuestro presente trágico, me interesa cómo se va desgastando el tejido social, las sociedades donde existimos, pero me interesa verlo desde otros ángulos. Creo que donde mejor puedo hacerlo es en por ejemplo cómo sucede en este libro que hay una historia acera de un plagiario, no un secuestrador, un plagiario de textos, de esa gente que copia y pega el trabajo de otros y lo presenta como suyo.

–¿Qué no es tu caso?

–No. A mí me ha pasado, me han plagiado. Y me ha tocado ver que les pase a otras personas, y yo creo que el plagiario que trata de salir impune de un acto así, que trata de negar que la persona a quien le está robando tenga valor o tenga derecho de dejarse, es como una encarnación de estos charlatanes, de estos estafadores que son muy frecuentes en nuestra época, que están en la política y en todas partes, y de pronto los eligen presidentes de los Estados Unidos.

Es gente que engañando y tratando de imponerse sobre otros hacen estos abusos de poder y salen impunes, nada más que a este personaje de cuento su error fatal de tratar de plagiarle no a un escritor de escasa fama, que publica en revista muy locales, sino a una banda norteña y entonces lo cachan porque la banda norteña es mucho más importante que él y mucho más famosa y querida que él y ahí se le acaba la impunidad.

Estoy hablando de estos temas desde otra manera. El cuento del plagiario se llama Los leones del norte, y otro cuento que se llama Voy hacia el cielo y tiene que ver con los movimientos sociales que estamos viviendo pero también desde otra perspectiva, hay un personaje que participa en marchas y resulta que tiene un problema, cree haber sido secuestrado por un ovni, en su juventud, entonces el trauma que trae lo arrastra a él y arrastra a quienes están en su alrededor hacia una serie de dificultades terribles, y todo tiene que ver con este personaje y esa lectura se relaciona con su entorno, y qué pasa cuando vuelve a desaparecer y es ahí donde no sabemos quién lo desapareció, si los extraterrestres o quién o quiénes.