• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 108 0250 y 01 (662) 108 0258
  • culturasonora@isc.gob.mx

El Club de los Concurrentes: Teatro Breve 2018

El Club de los Concurrentes: Teatro Breve 2018

Por Wichy García Fuentes

Ya lo dijo Leonardo da Vinci siglos atrás: “La necesidad es maestra y tutora de la naturaleza”, y el genio renacentista lo afirmó con la misma sabiduría de un viejo refrán cubano que reza -no sin cierta vetusta misoginia- que “la necesidad hace parir hijos machos”. La necesidad suele conseguir que las personas resuelvan sus problemas con soluciones y estrategias que no parecían estar a la vista en primer lugar.

Dicha necesidad hizo que la comunidad teatrista de Sonora, desde su ciudad capital, se plantease la necesidad de crear un evento pródigo en creatividad e intercambio, acaso empujada por un período de particular sequía en lo que a apoyos institucionales se refiere. Así nació Teatro Breve, en 2014, por iniciativa de dos creadores sonorenses; Alejandro Cabral y Fernando Muñoz, quienes convocaron a directores y dramaturgos radicados en la zona para armar un acontecimiento escénico independiente y, visto desde cualquier ángulo, original.

Teatro breve

Había necesidad de nuclear a directores, actores y dramaturgos disponibles para darles un espacio donde pudieran expresarse; la necesidad fue la maestra y tutora. A sabiendas todos de que no se trataría de un negocio económicamente fructífero en lo personal sino de una oportunidad para mostrar sus agallas, desde la primera edición se involucraron decenas de artistas, y tras los primeros estrenos comenzó a aparecer, en la recién rescatada salita del Kiosko del Arte, un público cada vez más compacto y reincidente, un público que luego de aquel primer fin de semana se aprestaba a conocer a disímiles figuras, maduras o emergentes, del panorama local.

El formato se ha mantenido ya por cuatro años. Inicialmente se convoca -en más de una ocasión con el pie forzado de temas a desarrollar- a dramaturgos, locales en su mayoría, quienes escriben obras cortas que luego se reparten entre los directores también convocados con anterioridad. A menudo se reparten los textos mediante sorteos, y ya asignados, se crean grupos pequeños para cubrir entre tres y cuatro jornadas del fin de semana, a lo largo de un mes, incluyendo una sesión dominical para los niños.

Pero la necesidad de replantearse el arte escénico en la región no termina ahí. Luego de cuatro ediciones, Teatro Breve decide expandir su vocación de cultura comunitaria hacia espacios de teoría, investigación y crítica escénica. Si bien en ediciones anteriores no faltaron exposiciones, talleres y conferencias (a menudo impartidas por invitados traídos al efecto desde otras regiones), estas se habían mantenido en el cerrado círculo de los propios creadores y algún que otro interesado. Por ello esta vez Teatro Breve se plantea el reto de diversificar el alcance del análisis teórico, difundiendo sus resultados (los mejores y los no tanto) al público en general, en un territorio donde los medios masivos de comunicación no cuentan con espacios para la crítica escénica especializada, más allá de breves reseñas o artículos referenciales sin demasiada profundización.

Casi una década después de que Fernando Muñoz -precisamente uno de los padres de Teatro Breve- organizase una página (La Rendija Observador Teatral Sonorense) en la que por algún tiempo se intentó sistematizar ese necesario ejercicio teórico, en este 2018 un grupo de inquietos jóvenes, entre estudiantes y profesionales de las letras y la comunicación, se reunió en la Casa de la Cultura de Sonora para recibir un taller intensivo de Crítica Escénica y, una vez estrenadas las obras de Teatro Breve en el Kiosko del Arte de la Pitic, unificar criterios y pareceres hasta conformar, en equipo, una serie de artículos que a su vez, con apoyo de publicaciones locales, se pondrían a disposición tanto de los artistas como de los espectadores.Taller Teatro breve

Esto es, la crítica como ejercicio de retroalimentación (para los creadores) y ensayo de orientación analítica (para los espectadores). La necesidad pues, la necesidad de contar con referencias, opiniones, valoraciones especializadas en la prensa local, que sirvan para desarrollar la maquinaria escénica y contribuir al crecimiento intelectual del gremio y su público, la necesidad como maestra y tutora del movimiento teatral sonorense, aprovechando que su potencial se encuentra en plena efervescencia.

Aquí comienza el aporte del Club de los Concurrentes. En entregas posteriores aparecerán las críticas a los cuatro programas de Teatro Breve 2018, que comenzó el pasado fin de semana y que continuará por todo el mes de marzo, de jueves a domingo, en su sede, en el Kiosko del Arte Pitic.