• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 108 0250 y 01 (662) 108 0258
  • culturasonora@isc.gob.mx

Repensando cómo vivir del arte

Repensando cómo vivir del arte

En el marco del Programa de Actualización para Profesionalización del Arte (PROA), que organiza Instituto Sonorense de Cultura en coordinación con la Secretaría de Cultura, a través del INBA y FONCA se llevó a cabo el quinto módulo, en este caso sobre “Herramientas y elementos legales para la producción artística”.

Su instructor, Luis Javier Mondragón, especialista en empresas culturales y creativas, derecho corporativo y propiedad intelectual, explicó los objetivos del módulo: “Intercambiar conocimiento, esa es la parte esencial, pero tiene qué ver también en esencia traer información sobre el derecho de autor y la propiedad intelectual”.

Destacó que la discusión en el taller se centra en cómo se puede utilizar el derecho de autor, la propiedad intelectual y la legislación existente para más allá de la protección, impulsar la circulación de bienes culturales, generar una economía creativa y que los artistas o asistentes puedan repensar cómo pueden vivir de su trabajo.

¿Alcanza un taller para aprender la fórmula mágica para lograr estos objetivos?
Evidentemente no se pueden cubrir todas las necesidades de profesionalización, pero tenemos que poner este trabajo en un contexto, en redes colaborativas. Aquí hay veintiún artistas, están recibiendo esta información que ya podrán replicar y seguramente también generarán proyectos comunes, esa es una de las ventajas: quitarnos esa idea extraña de que al artista no deben corresponderle estos temas cuando sí le corresponden, porque eso es parte de su trabajo y su vida y tiene qué ver con el respeto para su profesión.

Los tiempos han cambiado
Los tiempos están cambiando, estamos en una coyuntura, si nosotros queremos analizarlo de una forma dura de la parte legislativa. Acaba de cambiar la Ley General de Cultura, que para mí es perfectible esa ley pero hay una coyuntura legal. Es importante que el artista se pueda dedicar a lo que verdaderamente quiere hacer y tener la certeza de la seguridad económica, seguridad, incluso social, tendría que lograrse todo esto a futuro.

¿Cómo encuentras a los participantes en este módulo?
Muy participativos y ávidos, el tiempo se nos ha ido como agua, las sesiones son largas porque no vengo por mucho tiempo, pero sí las sesiones han sido ligeras, tranquilas, y en cuanto a si lo ponemos en un parámetro general sí es lo importante, responde a la misma dinámica.
Esto que estamos platicando es un problema generalizado, al menos desde donde conozco, de aquí hasta latinoamericano e imagino que hasta mundial, desde la falta de especialistas e insisto en la necesidad de profesionalización, pero veo con sorpresa el trato y la recepción, el interés que se está generando en Sonora.