“Por eso dios no le dio alas a los alacranes”, dice el refrán. Pero a falta de dioses. Paloma Hernández Gómez quiso que estos alacranes antologados aquí generen alas por sí mismos: se dio a la tarea de buscar poetas nacidos en los setenta y ochenta, que aunque trabajen de manera aislada, sin conciencia de grupo, guardan lazos de amistad entre ellos, por lo que un poeta lo llevó a otro y éste a otro…Sucesivamente.

Alas de alacrán, poesía de jóvenes sonorenses (1992-2005) – Paloma Hernández (compiladora)
Etiquetado en: