• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 (662) 212 6570 y 01 (662) 212 6572
  • culturasonora@isc.gob.mx

La Ojusson y Juan Pablo Llanes nos llevan a un concierto sin olvido


En el marco del V Festival de Clarinete y Saxofón, la Ojusson presentó un concierto intimista.

Hermosillo, Sonora a 15 de junio de 2022.- La Orquesta Juvenil Sinfónica de Sonora (Ojusson) del Instituto Sonorense de Cultura (ISC) se presentó ayer en el Teatro de la Ciudad. Lo hizo con un concierto, complejo, desafiante para los propios músicos jóvenes y para el disfrute de un auditorio expectante.
Del segundo movimiento de la séptima sinfonía de Beethoven a la sinfonía en Sol mayor de George Telemann, uno de los compositores más prolíficos en la historia de la música, cuyo estilo, predominantemente barroco supone un reto técnico para sus ejecutantes. Las y los jóvenes de la Ojusson están en un proceso de maduración musical, llevados de la mano por su director, el maestro Renato Zupo. La música se siente, y aún para los que no tenemos conocimiento musical, es notorio el desarrollo del talento que ocurre en la agrupación.
Llegó el turno del solista Juan Pablo Llanes. Es Oblivion de Astor Piazolla. Una pieza de una melancolía desgarradora, escrita en 1982, por el gran revolucionario del tango y la milonga, Oblivion es diseñada para evocar la imagen musical del olvido. Llanes, con su interpretación, nos lleva a esa espacio ajeno a la realidad, a la del olvido, como si fuera un paisaje de ensoñación sonoro. El acompañamiento de la Ojusson nutre ese sentimiento de recuerdos que se desvanecen con cada nota que se toca.
Después vienen Dos tangos sudamericanos, el clarinete de Llanes se convierte en una artilugio para recuperar los recuerdos que quizás perdimos con la pieza de Oblivion. Así terminó un convierto más del V Festival del Clarinete y Saxofón: entre aplausos y la certeza de que el futuro de la música sonorense está en buenas manos.