• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 662 2134411
  • direccion@isc.gob.mx

¡Ja jay! Matchuk Bemela hizo bailar a la UNAM con su rap mayo

¡Ja jay! Matchuk Bemela hizo bailar a la UNAM con su rap mayo

Por Samantha Leyva

Situadas en el corazón de Ciudad Universitaria, las Islas de la Universidad Nacional Autónoma de México son el punto de encuentro. Frente al escenario, la juventud comienza a reunirse. Algunos curiosos que por casualidad atraviesan la gran explanada, se detienen. Otros toman sus lugares, buscan sombra o se sitúan frente al templete, sentados en el pasto, donde el sol no molesta sino todo lo contrario. La comunidad universitaria y visitantes esperan para el disfrute de la tarde musical.

La séptima edición del encuentro nacional Tradiciones y Fusiones Musicales: Propuestas Indígenas es lo que convoca. Anteriormente era llamado De tradiciones y nuevas rolas, con el mismo propósito: generar un espacio que reúna agrupaciones de diversos estados de la República Mexicana para compartir movimientos musicales que fusionan las coloridas tradiciones de los pueblos originarios del país, con los ritmos y sonoridad de la música contemporánea.

El resultado es una muestra de las nuevas expresiones artísticas, un abanico de espectáculos y géneros musicales, que conservan rituales, lenguas y costumbres de las etnias mexicanas, creadas por jóvenes para jóvenes.

A la inauguración de este encuentro, que se llevó a cabo los días 23 y 24 de noviembre de 2017, asistieron autoridades de diversos programas, como la Directora General de Atención a la Comunidad Universitaria, Mireya Ímaz Gispert y José del Val Blanco, Director del Programa Universitario “México Nación Multicultural” de la UNAM.

Jacinto Chacha Antele, titular de la Dirección General de Culturas Populares Indígenas y Urbanas, también presente, destacó la valiosa función de esta plataforma para las innovadoras expresiones. “Quince grupos de diversas entidades del país confluyen en un mosaico de voces y poética musical de las culturas originarias por y para jóvenes. Estas son las nuevas identidades que conforman la multiculturalidad del país; dinámica, intensa, vibrante”, expresó.

Matchuk Bemela 1

¡Ja Jay!

Ariel Guadalupe, Jesús Guadalupe, José Alfredo, Guadalupe Jesús, César Nicolás y Miguel Antonio forman parte de la agrupación seleccionada para representar al estado de Sonora; ellos integran el grupo “Matchuk Bemela”. Originarios de una comunidad mayo de El Júpare, Huatabampo, destacan por dominar los versos y rimas del rap en lengua yoreme.

Tras haber escuchado rock nahua, ska yuhmu, rap totonaco y más, Matchuk Bemela fue la quinta agrupación en participar durante el primer día de actividades.

Al subir, los seis integrantes tomaron sus posiciones. Con un traje de manta, un cinturón y un pañuelo rojo alrededor de la cabeza: la vestimenta típica de la cultura mayo sonorense. Su nombre significa “nuevo amanecer”, explicaron, mientras sonaban los primeros acordes. Abrieron con Itapo Mayompo Jome, canción que habla sobre las tradiciones, los pueblos y la gente de las comunidades mayo.

No es la primera vez que Matchuk Bemela visitaba la Ciudad de México; participaron en este mismo encuentro en 2015 y también han tocado en el Zócalo. Han tenido varias presentaciones en otros encuentros de música indígena, en el Festival Alfonso Ortiz Tirado, y recientemente, durante el pasado mes de octubre, llevaron su fusión musical a Guanajuato como parte de las actividades del Festival Internacional Cervantino 2017.

“¡Ja jay!” es el grito representativo del vocalista, Ariel Soto Muñoz, que entre canciones se detenía a conversar con el público. Continuaron con Tosali wok’kow. La estética musical de la agrupación suena a la historia, la vida y costumbres de los pueblos del sur de Sonora, ejecutada con instrumentos musicales particulares del pueblo mayo.

Posteriormente, interpretaron su propia versión de la famosa Kapo sewa – Flor de capomo -, coreada por algunos presentes.  Cuatro temas y una gran proyección: los representantes sonorenses destilaron energía con su presencia, que invita al baile e invita a la fiesta.

Para cerrar, tocaron Jume go’im – Los Coyotes -, tema que los llevó a ganar el concierto estatal y que sirvió como pase para el encuentro nacional en la Ciudad de México.  

El campus de la máxima casa de estudios del país vibró. El ritmo convierte Las Islas de la UNAM en una pista de baile. Al finalizar la pieza, los aplausos interminables. El público al unísono, aclamando pidió otra canción. Los jóvenes sonorenses fueron la única agrupación que hasta ese momento, había despertado a la audiencia, levantándola a bailar.

Una gran experiencia para los intérpretes, para la comunidad universitaria y para quienes estuvieron presentes, escuchando un poco Sonora en esa tarde de fusión musical.