• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 662 2134411
  • direccion@isc.gob.mx

Toda una vida en la danza: Una charla de café con Beatriz Juvera

Toda una vida en la danza: Una charla de café con Beatriz Juvera

 

36222032924_60e6def75e_kHermosillo, Sonora, 6 de septiembre de 2017.- La valentía de romper paradigmas, mantener la independencia, llevar la danza a todo tipo de público y expresar la preocupación social mediante movimientos ha caracterizado la trayectoria de Beatriz Juvera Morales: bailarina, coreógrafa, maestra y una importante exponente del arte dancístico en Sonora.

El Kiosco del Arte Pitic recibió a la bailarina como parte del programa Charlas de Café, espacio que invita a artistas sonorenses que han sido pilares en distintas ramas del arte a narrar de propia voz sus recorridos y logros. “La danza es el compromiso de quien la vive y la experimenta en toda su magnitud”, manifestó Juvera, quien describió desde su experiencia la danza moderna sonorense a través de los años.

Para la artista, la danza contemporánea es un arte que surge de un concepto, una vivencia o experiencia. Sus manifestaciones surgen como un contradiscurso donde la libertad y la creatividad son los ingredientes principales.

Lo contemporáneo apunta a una concepción apegada a lo existencial: “A lo que no podemos eludir, a lo que acontece: involucrar estas temáticas en la danza es lo que la hacen contemporánea. El lenguaje del movimiento de los cuerpos tiene perspectivas ilimitadas. Como hacedores de danza contemporánea, nuestro compromiso es traducir en movimientos estas inquietudes”, agregó la coreógrafa.

Con la fundación del Departamento de Bellas Artes en la Universidad de Sonora en 1954, se institucionaliza el quehacer artístico al incluir la Licenciatura en Artes Escénicas opción Danza, entre otras, en su oferta educativa. Así, la llegada de Martha Bracho, quien fue maestra de Beatriz por mucho tiempo, representó el punto de partida de la danza académica en Sonora, comentó la maestra.

Gracias a su completa formación artística, Beatriz Juvera se posicionó como gran coreógrafa y bailarina, lo que la llevaría a fundar la compañía Truzka en 1979, primer grupo de danza con espíritu contemporáneo en el estado de Sonora, creado y dirigido por ella misma, a través del cual se dio a la tarea de formar bailarines profesionales. Más tarde, el grupo Truzka se segmentaría en otras compañías bajo el mismo concepto, como Antares y Espiral.

Con el tiempo se propiciaron más espacios para la actividad artística y en Sonora la danza empezó a trascender. El auge de la danza contemporánea independiente se ha demostrado con el brote de grupos escénicos que buscan hacerse presentes.

Entre familia, amistades, personajes del gremio –entre ellos Miguel Mancillas, director fundador de Antares– y exalumnos, los asistentes aprovecharon para reconocer la sólida labor de la artista en el terreno dancístico sonorense.

Hablar de danza contemporánea en Sonora es hablar de Beatriz Juvera, respaldada por una remarcable carrera artística en los escenarios y en la memoria colectiva.