• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 662 2134411
  • direccion@isc.gob.mx

Las conspiraciones fallidas y los aciertos del escritor Uribares

Las conspiraciones fallidas y los aciertos del escritor Uribares

Carlos Sánchez

Se trata de un libro en donde el autor juega a ser libre. Lo es. No sé cuántas lecturas tuvo que consumir Eric Uribares para escalar a esta actitud. Romperse los cánones, mandar todo al carajo. El objetivo lúdico como una persecución.

En un principio uno entiende la literatura como un acontecimiento solemne. Y en la imaginación se inventan de corbata y zapato de charol, a quienes escriben. Viejos, siempre viejos.

Las conspiraciones fallidas es el título del libro, ganador de los Juegos Trigales del Valle del Yaqui (Premio Nacional de Narrativa Gerardo Cornejo 2015), coeditado por Paraíso perdido e Instituto Sonorense de Cultura.

Desde el primer cuento, el lector se entera de lo inverosímil de la anécdota. Pero el mismo lector, cómplice, deja que la historia fluya, ya en la seducción inexorable, ya en el ritmo de acontecimientos por demás reveladores desde el imaginario del escritor que es Eric.

Así nos encaramamos en esta aventura literaria, en la que de pronto el personaje de un primer cuento, o segundo, aparecerá en uno de los cuentos sucesivos. Hay en cada una de las historias esa chispa siempre viva que incita a perseguir el siguiente párrafo, el otro título: ¿qué sorpresa nos deparan las siguientes páginas?

El ingenio es una vuelta de tuerca. Uribares nos construye un país donde lectores secuestran a escritores. La imagen de un bigote abultado que desea ser captado en una selfi. La voz de Emiliano Zapata dirimiendo banalidades.

La valentía está implícita dentro de este juego que es escribir sobre personalidades que han marcado un hito con sus acciones, con sus discursos, con sus nombres rubricando la trascendencia de un país.

Esto parece no importarle a Uribares. Como valiente constructor de faenas se lanza al ruedo de las letras. Desmenuza el perfil de uno y otro prócer, la carcajada se dibuja como una consecuencia inevitable cuando ya el lector tiene el libro en sus manos. No puedo dejar de decir qué calidad en la edición, cuánta pasión se le imprime en el trabajo de construcción del libro.

Pulcritud en las cajas, interlineado generoso, el punto por demás factible a la hora de hundir las pupilas en él. Paraíso perdido: te la rifas.

Desde que empecé la lectura de Las conspiraciones fallidas, la sorpresa me arropó, una sonrisa encendida me hizo sentir el júbilo ante el descubrimiento de un nuevo escritor. Luego indagué sobre este y me fui dando cuenta de que su oficio se funda desde los libros, la academia, que también es poeta, que colabora en diversos medios (de renombre los más).

Ya sobre la marcha, en las tribulaciones de los personajes y sus historias que no tienen puerto de triunfo, la literatura se torna como una necesidad de agradecer. Lo digo pensando en esas ganas de felicitar y celebrar, y convocar al autor para que no deje de escribir.

Porque plumas como la de Uribares, nos andan, desde hace un buen, haciendo mucha falta.

 

Las conspiraciones fallidas está a la venta en el Instituto Sonorense de Cultura, Biblioteca Pública Central, Librería Educal y Porrúa. Informes: literatura@isc.gob.mx, teléfonos (662) 2 12 34 17 y 2 17 06 91, Hermosillo, Sonora.