• Instituto Sonorense de Cultura

  • 01 662 2134411
  • direccion@isc.gob.mx

​Consigna, metáfora, analogía, sugerencia: Agite y Sirva

​Consigna, metáfora, analogía, sugerencia: Agite y Sirva

En esta frase cabe la existencia del cuerpo, la mirada, la conciencia, el saber que se puede. Mientras hay respiración, espacio, deseo: la vida ocurre. Agite y Sirva.

Ocurre a través del movimiento, la danza, la música, los silencios. Ocurre en el marco de un festival que ya ha alcanzado ocho ediciones. Que es itinerante, que se ejerce a través de la pasión, de la nobleza, de la premisa que significa compartir, incluir.

Le ha tocado a Hermosillo, como subsede. Y ha sido Ximena Monroy (coordinadora del festival), bailarina, comunicóloga, videoasta, quien ha propuesto las proyecciones, talleres, conversaciones y la presentación del libro Memoria Histórica de la Videodanza, del cual es coautora.

Esto se ejerce en coordinación con el Centro Nacional de las Artes, Cineteca Nacional, y en el caso de Hermosillo, con Instituto Sonorense de Cultura.

El espacio, Casa de la Cultura de Sonora. La intimidad que provee la Sala de Cine Alejandro Parodi, justo allí donde se desarrolló el Laboratorio de Videodanza, y donde los participantes, guiados por Ximena Monroy, explorar, aprendieron, vieron y produjeron sus propuestas fílmicas-movimiento.

Durante tres sesiones de tres horas cada una, los inscritos en el laboratorio dieron cuenta del proceso de producción de videodanza, se entraron de las múltiples posibilidades que otorga esta disciplina artística, soltaron sus cuerpos, atendieron a su respiración, formaron equipos y exploraron la creatividad.

Cuánta propuesta cabe en un cuerpo que se indaga desde el ojo avizor que tiene como extensión una cámara. La improvisación significa riesgo, libertad, impulso. Todo esto es el resultado como aprendizaje en el laboratorio de marras.

Pero antes, la tarde noche del viernes, Benito González y Ximena Monroy se treparon al Teatro de la Ciudad, convocaron a espectadores, armaron la tertulia, desmenuzaron el contenido de la Memoria Histórica de la Videodanza.

Análisis, preguntas, respuestas, propuestas, conclusiones, confesiones, la claridad y la confusión. Esto es el arte y ocurre también a través de la palabra, la investigación que es lo que propone esta Memoria.

En sábado y domingo, a las siete de la tarde-noche, espectadores se sirvieron un bocado de cuchara grande al observar una gama de propuestas de videodanza, distintos colores, diversos sabores. La libertad, el juego, la cadencia y la densidad.

Todo a partir del lenguaje audiovisual y corporal. La videodanza no es una cámara puesta en la escena que alberga una duela. La videodanza es la expansión de posibilidades, la revelación del mundo y su creatividad. Esto nos ha quedado muy claro.

Aplaudir sería poca cosa ante la magnitud de lo que nos revela este Agite y Sirva que es un festival. Y bailar, sentir, amar, dar, desear, caminar, construir. Expresar